Lo Último

Breyta! (02/??)



(2007, Texas. Kevin Mosh)

¿Recuerdan esa escena del rey león donde Mufasa muestra a Simba el reinado y le explica que algún día será el dominante de todo lo que toca la luz? En ese momento, Simba comprendió que era alguien muy importante, y que una gran responsabilidad caía sobre sus hombros… ahora, imaginen que Simba tenía dos hermanos mayores mucho más geniales y atractivos que él; y no solo eso, también son más astutos, inteligentes y talentosos. Teniendo hermanos tan fascinantes, es obvio que todos los animales del reino esperaran cosas fantásticas de Simba… de hecho olviden a Simba y toda la analogía del rey león, no sé por qué la empecé en primer lugar… estoy hablando de mí, ¿de acuerdo?

El nombre es Kevin, el apellido es Mosh. Soy el cuarto hermano de una legacía de cinco criaturas nacidas de una inestable y extraña relación que va y viene como las olas del mar. Siendo mi hermana menor la primera niña de la familia, acabé siendo el último hijo varón, y tal vez sea por eso que me persigue la desgracia… tal vez mis hermanos se quedaron con todos los cromosomas Y de calidad

Para poner un poco de contexto a mi eterno complejo de inferioridad, he de aclarar que los Mosh son algo así como los ídolos de mi ciudad. Cuando mi padre y su hermano eran jóvenes fueron tan populares y queridos que sus hazañas se volvieron leyendas urbanas, y cuando mis hermanos expandieron la leyenda aún más con sus encantadoras personalidades y diversos talentos, fui yo el encargado de destruirlo todo con mi torpeza natural y mi desabrida envoltura. Nadie nunca me lo dijo directamente, lo sé; pero he aprendido a notar y lidiar la decepción que dejo a mi paso… cuando mis compañeros de clase se enteran que compartirán clase con un Mosh, pegan saltos de emoción, pero cuando descubren como soy en realidad, bueno… todo se desvanece.

― Tal vez, Dios me castigue por algo muy malo que hice en una vida pasada… tal vez, fui una persona muy promiscua, infiel y popular que por castigo divino reencarnó como un vil friki.

― Nah ― Negó de inmediato Abisaí, sin separar la vista de su libro de cómics. ― Dudo mucho que alguien que conozca la definición de ser “promiscuo” pueda reencarnar de alguien tan genial.

― Gracias, mejor amigo… gracias de verdad.

― De nada. Oye, ¿tienes té?

― ¿Tan pronto vamos a dejar de lado el tema de mi triste existencia?

Abisaí suspiró con pesadez, y haciendo un puchero bajó su historieta con notorio desencanto. Era un chico de la misma edad que yo (16) solo que por alguna razón era mucho más alto que yo -lo cual por cierto encontraba injusto, si tomábamos en cuenta que fue concebido junto con una hermana gemela y aun así se las arregló para desarrollarse más que yo- esperen, ¿en qué estaba? Ah sí, de voz gruesa, con cabello castaño claro lacio de corte natural oscuro y una complexión de nadador; no se podía esperar menos de un miembro del equipo de natación escolar… y aun cuando siempre se quejaba de esto, al haber sido arrastrado por su hermana para unirse a la fuerza, cumplía con creces en los entrenamientos y siempre daba todo de si durante las competencias.

― ¿Qué te deprime esta vez, Kevin? ― Preguntó, poniendo los ojos en blanco. ― Siempre has sido algo oscuro, amargado y negativo… pero desde que ocurrió tu vergonzoso incidente con la nueva eres mucho más emo de lo habitual... creí estabas contento de que te perdonara y quedaran como amigos.

― ¡Es que no sé! ― Repliqué, enterrando la cabeza en el colchón de mi cama. ― Estoy acostumbrado a que las chicas de las que me enamoro me manden a la friendzone… pero esta vez fue muy distinto… ¿será porque ella es una Clearwater y soy el primer Mosh en querer salir con una y fracasar?

― ¿No crees que se deba más bien a que ella te gusta más de lo que te han gustado las otras? Y que incluso te has ido enamorando de su forma de ser… digo, es tan extraña como tú… siempre diciendo cosas intelectualoides y citando gente muerta…

― S-sí, eso también puede ser… y es que… sé que prácticamente quemé todas mis posibilidades con lo que hice… pero… no quiero dejar de intentarlo… ¿sabes? No sé por qué y me aterra solo imaginarme intentando algo, pero quiero seguir intentando conquistarla…

Abisaí guardó silencio por varios segundos, mientras me veía con sorpresa; nunca me había visto así.

― Vaya… nunca habías dicho algo tan varonil en toda tu vida.

Gracias, Abisaí… gracias…

― C-como sea… ¿qué crees que deba hacer?

― Veamos… no eres atractivo como tus hermanos, no tienes pizca de encanto o liderazgo, no tienes ningún talento…

― Oye, oye, tampoco me halagues tanto, déjale algo a Chelsea Clearwater.

― ¡Eso es! ― Exclamó, alzando su pulgar en señal de aprobación. ― ¡Los dos tienen un enemigo en común! Tienen motivos de sobra para detestarla, de hecho, eres tal vez la única persona en la escuela capaz de defenderla en un enfrentamiento directo con la reina Maléfica.

― Pero que mi mayor chance de acercarme a ella sea saber insultar y enfrentarme a su prima es un poco patético…

― ¿En serio? Mi hermana me contó que Sharon le dijo que estaba muy feliz por tenerte de su lado, dijo que la forma en que te enfrentas a Chelsea es muy valiente y genial.

… ¿eh?

¿EH?

― ¿E-en serio? ¡¿L-LE DIJO ESO A AILANA?!

― Sí bueno, pero no te hagas muchas ilu…

― ¡ES MI CHANCE, MUCHACHES! ― Exclamé, levantándome de golpe, apretando mis puños. ― ¡MAÑANA VOY A IR A BUSCARLE PLEITO A CHELSEA EN LA CAFETERÍA!

― Oye, tampoco te pongas a la misma altura que Chel…

― ¿No te ha contado otras cosas tu hermana? ¿Como qué clase de chicos le gustan o algo así?

― No, fíjate que no hemos tenido chance de sentarnos a pintarnos las uñas y a chismear de muchachos…

― Es una pena, ¡asegúrate de sacarle información!

―… Ok, ya te perdí ― Suspiró profundo, volviendo a abrir su cómic. ― Seguiré leyendo… no grites tanto mientras saltas y das vueltas como una niña de 13 que ha descubierto que los Jonas vienen a la ciudad.


Aunque mínima, patética e insignificante… una oportunidad había surgido en mi interior… tal vez no estaba destinado al fracaso como yo creía, tal vez incluso tenía la elección y la oportunidad de buscar por más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.