Lo Último

¿Alguna vez han deseado morir?



¿Alguna vez han deseado morir? ¿Han experimentado esa punzante sensación de que el mundo entero se te viene abajo? Retumba en tu estomago como una onda expansiva, y se extiende de pies a cabeza. Provoca a retorcerte en el suelo, o peor aún: a no aguantar más y a rendirte sumiso ante lo inevitable.
 Te sientes en un andar interminable, pareciera que cada paso que das no hace otra cosa que retrasarte a un punto donde ya habías estado antes. Y todo lo que puedes pensar es “no voy a lograrlo, esta vez no me salvaré”… te sientes patético, y sientes que todos se ríen de ti y de tu desgracia, ¡y es que te lo mereces enteramente! Eres un maldito perdedor, y te mereces lo que te está pasando.
Miras a tu alrededor, te sientes paranoico, todo sonido se torna en una calidad sensible y tu perceptibilidad aumenta a niveles antes desconocidos. Sudas, transpiras frío, tus prendas pegan en tu sensible piel la humedad; te provocan escalofríos, y merman aún más tu ya casi nula atención de lo que sucede.
Sientes ganas de correr, pero te das cuenta de que ya estás haciéndolo… y aún así, no te mueves… sigues exactamente donde mismo. Para empeorar las cosas aún más, se traban tus piernas, se te entumen los pies y sabes que si das un paso en falso ya no tendrás oportunidad de salvarte… pero ni siquiera sabes si quieres salvarte en realidad… ¿para qué? Una vida que te castiga con un dolor tan ruin, despiadado no puede valer la pena… mejor dicho, vivir así no vale la pena.
Aunque ya no te interesa más lo que pase, tus instintos humanos te obligan a no rendirte… de una forma u otra, logras ponerte de pie, aun cuando tus piernas ya no responden y tu paso es más lento que el de aquel hombre herido de guerra. Nunca entenderé que es lo que motiva al ser humano a seguir adelante, pero de una u otra forma son muchos quienes han logrado salvarse con solo la fuerza inconmensurable de la voluntad.
Si eres de aquellos que no pudieron con toda la presión que se les vino encima, no tienes nada de qué avergonzarse, no todos son tan fuertes como para dar el siguiente paso… el infortunio no es un pecado, y tampoco puede considerarse cobardía. Recuerda siempre que no eres un fracasado, eres un vencido.
Por otro lado, si eres de aquellos que encontraron la fuerza dentro de sí y lograron vencer, te felicito… tienes mi admiración, y la admiración de millones que saben lo que es encontrarse en instancias definitivas, y lo difícil que es salir de pie de las mismas. Eres un héroe amigo, eres un héroe y deberías de estar orgulloso de lo que lograste.
En una existencia tan despiadada como la nuestra, seguirá habiendo momentos en que miles y millones de personas caerán en la ruina… muchas no podrán levantarse, otras tantas se impondrán y saldrán adelante… no se puede hacer nada más que aceptarlo, es la vida que nos ha tocado vivir… y es un reto que no todos pueden superar.
Si quieren un consejo, si buscan un pequeño aviso que les ayude a seguir adelante cuando el momento de la verdad llegue y sientan que ya no hay mañana para ustedes, he de decirles que hay varias formas y procedimientos que pueden ayudar a crear un pequeño hilo de esperanza de salvación, pero mi favorita es la siguiente:
Ponte de pie en el instante en que sientas que todo se derrumba a tu alrededor, y grita “¡TENGO QUE IR AL BAÑO, ME ESTOY CAGANDO!” Y entonces córrele porque es una batalla a contrarreloj y no es seguro que llegues a tiempo… pero de lograrlo, sonríe, pues la vida retornará a su belleza habitual.



__________
Nota del autor: 

Si, yo también me sorprendí al descubrir que puedo ser vulgar y mamón a veces.

2 comentarios:

Kthrine dijo...

Descripcion perfecta de un sentimiento y watafukeada al final xDDDD muy bueno babeee jajajaja

kurau dijo...

una ironia.

no me gusto.

si, leiste bien, no me gusto.

es gracioso, se ke lo ironizas, pero la realidad es muy diferente... sera ke nunca te ha pasado de verdad, ese momento insufrible? kiza has pensado ke si, pero la realidad es ke jamas te has visto tan urgido XD

en fin, mi humilde opinion. se de lo ke hablo eh? he tenido ke recorrer mas de 8 calles y viajar mas de 10 minutos con una enfermedad con esas consecuencias, y ni al final ni al recordar me parecio gracioso.

esta bien escrito como siempre, pero creo ke puedes derrochar talento en otro tipo de escritos, recuerda ke la gente si se pasa a leer lo ke escribes.

saludos~~

Publicar un comentario

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.