Lo Último

ALE: Prologo

Asociación de lectores y escritores.
Estamos en un mundo que ha hecho de lo viejo lo nuevo, una época en la que la televisión se ha desplazado como mayor entretenimiento en el mundo y ahora ocupa lugar solo entre los obtusos. Una época donde todo el mundo está ansioso de que llegue la hora de que las librerías abran sus puertas a las 5 de la mañana para comprar libros por montón y así sumergirse en fantásticas aventuras que mentes maestras de la creación han fabricado en forma de letras. Este, es un mundo en el que los libros han robado toda la atención, y el que no lo note o aprecie es tachado de ignorante. 

Este mundo hasta hace poco se encontraba sumido en la pobreza de la televisión, como muchos otros mundos. Sin embargo, un invento maestro por parte de la poderosa compañía Mc Donalds le dio la vuelta a la hoja, de forma literal; pues al inventar el Tecno-libro, todo el mundo regresó a la época antigua, en la que leer era el mayor placer para pasar el tiempo. 

El Tecno libro parece a primera vista un libro común y corriente, sin embargo al comenzar uno a leerlo, como por arte de magia, las palabras escritas por el autor comienzan a leerse dentro del cerebro con una realidad envolvente en todos los sentidos, superando por millones de kilómetros a la ahora extinta tecnología de alta definición de las televisiones. Evidentemente, estas maravillas en realidad no ocurren por arte de magia; el tecno libro aprovecha el contacto de las manos con la pasta y envía nano electrodos cargados con energía comprimida a través de los brazos del lector y hasta su cabeza, al hacer contacto con el cerebro toda la energía contenida es liberada y traducida por la mente. Al ser traducida toda la información comprimida en los nano electrodos, el cerebro es engañado y lleva al consiente a pensar que lo que los ojos del lector están leyendo es lo que le está ocurriendo en realidad.

Teniendo esto en cuenta, si un lector decide leer una historia de dinosaurios o de terror, será mejor que se prepare para un poco de dolor, adrenalina y sufrimiento, pues el efecto del tecno libro puede ser tan efectivo que incluso los lectores pueden llegar a experimentar lo que es morir sin necesidad de hacerlo realmente. 

Terrorífico, ¿No? Bien, por suerte es completamente seguro. Aquí es donde la función del subconsciente sale a flote. Antes de que se inventara el tecno libro, se dieron casos de personas que al ser víctimas de un terrible dolor o pesar en sus vidas terminaron siendo protegidas por su mente, cayendo inconscientes como última medida de protección; bien, los científicos de Mc Donalds supieron aprovechar esto muy bien, pues apenas una persona de mente sensible se vea atorada en medio de una historia de género “Gore” o luchando contra un asesino en un libro de terror, el subconsciente se activará, intentando protegerse, al pasar esto, el tecno libro detendrá la transmisión de información y devolverá al cerebro a su estado original. 

El tecno libro es muchas cosas, es interesante, es seguro, es realista, lleva a los lectores a mundos que hasta hace poco eran un misterio, está siendo utilizado por todas las editoriales del mundo y por sobretodo, tiene un precio bastante razonable. ¿El resultado de todos sus puntos a favor en conjunto? Sencillo… UN ÉXITO. 

Con la aparición del tecno libro aparecieron millones de aficionados al mismo, millones de personas deseosas de ser vampiros, de ser chicas perseguidas por millones de hombres, de ser animales, de ser dioses del Olimpo, de ser superhéroes, de ser caballeros de armadura dorada, de ser poderosos villanos, de ser asesinos en serie, de ser chicos admirados, en fin… aparecieron millones de lectores deseosos de experimentar lo que  hasta hace muy poco tiempo, era inexperimentable. 

Es precisamente por esta gran demanda de fascinantes historias de todo tipo que surgieron millones de escritores, que deseosos a la posibilidad de convertirse en famosos y aclamados autores dejaron atrás sus trabajos, abrieron su laptop, cargaron el Microsoft Word y se pusieron a escribir.

Además de surgir millones de escritores, surgieron también cientos de revistas de entrega semanal, cuya función es reunir varios relatos semanales de escritores de alto calibre para vendérselas a la gente a precios razonables. Este tipo de revistas se han vuelto incluso más populares que los libros individuales, pues cada revista cuenta con distintas historias y por tal los lectores pueden experimentar distintos mundos en un momento, esta historia trata precisamente de una de estas revistas semanales. 

Pese a haber cientos de revistas, existen 10 que son consideradas “Las 10 grandes”, la historia trata precisamente de una de ellas… una excelente recopilación semanal que reúne a 20 historias de distintos escritores y semanalmente vende al menos 60 millones de ejemplares.

La revista de la que les estoy hablando es llamada La asociación de lectores y escritores. 

Aventura, acción, terror, romance, ciencia ficción… no importa por qué genero se esté buscando, esta revista seguramente lo tiene, y aunque no es la más grande de las 10 grandes, sin lugar a dudas merece competir con la que posea aquel galardón, pues es muy estricta con los escritores que acepta dentro de la misma, solo los mejores, más creativos y más constantes son capaces de ser publicados dentro de la misma. No es una tarea sencilla, por lo que si logras ser serializado dentro de esta revista puedes saber que tienes talento y que tú futuro como escritor tiene un panorama fantástico. 

Sin embargo, no es lo mismo tener un futuro y ser bueno escribiendo, que ser oro puro. No porque hayas logrado ser serializado por cierto tiempo en una revista de alta popularidad como la asociación de lectores y escritores quiere decir que seas un escritor de elite. Son muy pocos aquellos que han logrado mantenerse por más de un año dentro del selecto grupo de grandes escritores, en ciertos momentos incluso se ha llegado a ver tristes casos de escritores que apenas y logran durar un par de semanas dentro antes de ser cancelados por poco apego de los lectores con su historia o por incompetencia. 

Para ser publicado dentro de la asociación de lectores y escritores (ALE para abreviar) tienes que asistir a la explanada de exhibición con un prologo de tú historia y un plano de los planes que tengas para la misma. En la explanada hay cientos de escritorios vacíos y ocupados; el proceso es simple, debes de sentarte en uno vacío. Uno de los editores en entrenamiento de la revista notará tú presencia y se sentará contigo, te pedirá el prologo y lo leerá al menos 3 veces. En caso de que el prologo haya llamado su atención te pedirá que muestres tus planes para la historia, debe de ser lo suficientemente interesante alrededor de todo su desarrollo y cumplir con ciertas especificaciones que él te irá explicando. Si tú historia le ha gustado él te entregará un pase temporal. Con este pase en tus manos, tendrás derecho a entrar al gigantesco edificio de los editores. Ahí, un editor de clase 3 hará el mismo procedimiento que el editor en entrenamiento hizo contigo anteriormente; en caso de que la historia le guste, te dará un segundo pase que te dejará asistir con un editor de clase 2. En caso de que tu historia no cumpla con sus expectativas, el editor en entrenamiento que te dio el primer pase, será despedido. 

Este proceso se repite hasta que llegas con un editor de clase S, (Qué siguen justo a continuación del editor de clase 1), en caso de que a este editor tú historia le convenza, va a hablar con los editores en jefes durante la reunión semanal acerca de tú historia, y si ellos consideran que es lo suficientemente entretenida te darán de dos a cuatro semanas de publicación, ¡Lo has logrado! ¡Lograste publicar una historia en ALE! Sin embargo, si no logras mantenerte las primeras dos semanas por sobre el decimoquinto lugar en el ranking semanal serás cancelado inmediatamente. Si logras estar al menos en decimocuarto lugar por dos semanas, tienes oportunidad de renovar contrato por un mes. Esta vez con la oportunidad de bajar por debajo del top 15, solo debes preocuparte de no llegar a los tres últimos lugares, mientras te mantengas en buen puntaje seguirán renovándote contrato por mes, y si por alguna razón logras encontrar la regularidad que muy pocos han logrado, podrán incluso darse el lujo de renovarte contrato por dos meses… o más de eso incluso… en una ocasión se dio la impresionante renovación de un año. 

Escribir en una revista de tanta popularidad es un trabajo con mucha irregularidad, en caso de que tu historia sea marcada negativamente por las encuestas en una mala semana de la misma, serás cancelado en menos de lo que canta un gallo si no reparas tú baja de calidad inmediatamente. Es por esto que cada semana, fuera de las oficinas, se puede encontrar uno a los que hace apenas dos semanas eran populares y exitosos, llorando con miseria ante un futuro derruído. 

Ante toda esta crueldad, se debe mencionar que la paga es bastante generosa, por lo que si un escritor logra mantener su historia por un par de años, es capaz de retirarse y vivir cómodamente el resto de su vida sin hacer nada. Sin embargo, al ser escritores, son todos ególatras, por lo que el prestigio, la reputación y la habilidad debe de ser mostrada en todo momento, a tal punto que ninguno es capaz siquiera de gastar el dinero acumulado por estar concentrados en crear mejores tramas para sus historias y superar así al colega que se le ha adelantado en el ranking semanal. 

Esta historia comienza con una chica de cabello castaño peinado con dos trenzas a los costados, ¿Un peinado bastante infantil, no? Bien, para ella es más bien algo así como un ritual. Ha llegado patinando desde el otro extremo de la ciudad, por lo que se le ve hiperventilando en gran medida y transpirando de forma considerable. Su gesto es determinado y de sus labios cerrados se escapa una sonrisa de emoción. Sus ojos, claros como castañas. Su cuerpo, bastante atlético, más no exagerado, pegándole más bien a lo “Regular”. Pero no es su cuerpo lo que sobresale de ella, es más que nada el brillo de emoción que se dibuja por todo su ser cuando ve a la legendaria explanada de pruebas ante sus ojos, a los cientos de escritores citándose con editores en entrenamiento y a los miles de escritores regresando con lagrimas en el rostro a casa, tras otro día de no pasar siquiera del primer editor. 

De su mochila de conejito amarillo sacó un cuaderno profesional de 100 hojas y comenzó a hojearlo, revisando que todo esté en orden, ha llegado la hora de probar suerte por primera vez en el inmenso, competitivo, y muy fructífero mundo de los escritores.

1 comentario:

Anónimo dijo...

De Hiroyuki-san: En la madre! Creí que este proyecto se iba a hundir como los demás pero ¡he aquí su renacimiento! Gracias por continuar la historia que me gusto mucho hace tiempos. Espero comentar más adelante mis impresiones, sya!

Publicar un comentario

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.