Lo Último

reestructuración del pasado: Zack y Ellie (Amo a mi esposa) Zack:2/??


Capitulo 2: Aspiraciones (Zack).
(2005, Texas)
– ¡No te creo! –exclamó entre risas mi vecina en el aula, que no paraba de reírse nerviosamente desde que empecé a charlar con ella, todo iba de acuerdo al plan.
Era una chica algo bajita de tez blanca con un par de enormes ojos café oscuros y una tierna nariz respingada, vestía con unos jeans y una blusa de abercrombie rosa ajustada a su delgada figura, y por sobre encima de todo: un par de hermosos pechos tamaño mediano. En simples palabras una chica muy linda y de aspecto inocente que era perfecta para ser mi primera conquista en Mc Highley.
– Es enserio –Aseguré. – si gustas otro día puedo traer mi guitarra y tocar algo para ti.
– ¿De verdad? – Preguntó ella, desviando la mirada al suelo tras enviarme una sonrisa coqueta. – O podríamos vernos fuera hoy, si tú quieres.
– Estoy libre si se trata de ti –aseguré. – Entonces es una cita, ¿Por qué no nos vemos también a la hora del almuerzo detrás del salón de ciencias? Tu sabes… no quiero que olvides mi rostro.
Después de esa frase solo hizo falta una sonrisa encantadora para cerrar el trato.
– Bien.
Aquella chica (Cuyo nombre me parece era April) escribió en un papelito su número telefónico en el momento justo en que un hombre gordo de cabello canoso con cara de pocos amigos ingresaba al aula y todos los alumnos tomaban asiento, April me entregó el papelito en la mano y me dedicó una linda sonrisa de despedida en el justo momento en que el profesor empezaba a hablar.
– Mi nombre es George Thompson y a partir de hoy seré su profesor de matemáticas, quiero decirles que…
Un lejano sonido que a cada momento se hacía más grande interrumpió al profesor, pronto el sonido inundó todo el edificio, era algo así como el grito de guerra de un soldado cuando corre hacía su batalla final, dicho grito  finalmente se detuvo cuando la puerta del aula se abrió de golpe, dejando ver un chico rubio de aspecto amigable con una entrada triunfal: barriéndose de rodillas cual estrella de rock.
– ¡Ya llegué campeones! ¡Soy oficialmente un estudiante en Mc Highley!
Era el chico que había conocido en la mañana, “Junior Hanigan o algo así”, nuevamente demostraba claramente que era un chico tremendamente peculiar y original, sin embargo el profesor parecía tomarlo más como una burla a su persona que como una expresión de un ser viviente único en su especie.

– ¿Qué significa esto? –preguntó el profesor en un tono severo que pondría en su lugar al mayor de los burlones. – ¿Qué pretende usted entrando de esta forma a mi clase? ¿Tanto le importa a usted ser el bufón que entretenga a una panda de mediocres?
– ¿De qué me está usted hablando George? Yo no intento hacer reír a nadie, solo quería ganarme su amistad.
El salón entero se inundó en risas ante tan relajada respuesta por parte de Junior, lo cual solo hizo enfurecer aun más al profesor, cuyo color se había tornado en rojo y parecía a nada de enviar a Junior a dirección para recoger sus papeles; tenía que intervenir de forma astuta para salvar al rubio del aprieto en el que se había metido, ¿Pero cómo?
– Solo toma asiento y deja que el profesor continúe con su clase –Ordenó una voz gruesa proveniente de uno de los chicos sentados en el extremo izquierdo del aula.
– ¿Eh? –preguntó Junior, algo aturdido por la sorpresa. –Ah, claro…
– Aquí atrás hay un lugar libre – Anuncié al instante, pues no se me ocurría una mejor forma de sobrevivir a las clases de matemáticas que teniendo a alguien idéntico a Junior detrás de mí.
– ¡Ah, pero si eres Clark Kent! –Gritó, corriendo hasta mi escritorio para chocar manos conmigo.
Nuevamente hubo cientos de risas.
– Zack Mosh, pero si, estuviste cerca.
Junior no contestó al instante, echó un par de miradas como comprobando si nadie lo estaba siguiendo y luego se puso de rodillas para susurrarme al oído.
– ¿Ya tan pronto y te ligaste a la chica de al lado verdad? Está muy linda y por lo que veo ella cree que eres genial, mi conclusión es que en el almuerzo vas a comer y no precisamente comida de la cafetería, ¿Cierto?
Abrí los ojos de par en par, ¿Cómo era posible que el supiera todo eso? Él, al notar mi sorpresa simplemente sonrió y tomó asiento detrás de mí.
– Como les decía… –continuó el profesor una vez Junior tomó asiento. – mi nombre es George Thompson y voy a ser su profesor de matemáticas, no pienso tolerar malos comportamientos como este que acaba de regalarnos el joven, cuando estemos en mi clase nadie habla a no ser que yo lo ordene, ¿Entendido?
Con un “Sí” lleno de pereza por parte de todos, la clase dio inicio y continuó sin novedad alguna hasta que llegó la hora del almuerzo, donde teníamos una hora para comer y vaguear por ahí, April me dedicó una sonrisa tímida al momento en que me señalaba la salida.
– ¿Vamos? –Preguntó.
La tomé de la mano (Lo cual es un toque que te puede llevar a segunda base en 1 semana dependiendo de la chica) y la guié hasta la salida del salón; me giré al instante al recordar a Junior, sin embargo mi nuevo amigo dormía plácidamente en su escritorio. Solté una carcajada y seguí mi camino.
 – Es bastante rarito, ¿Verdad? –Preguntó April, ya cuando caminábamos por los pasillos de la escuela con rumbo a la parte trasera del aula de ciencias.
– Algo, pero me cae bien.
– Nos vamos a reír mucho con él, ¡dice cada cosa!
– Yo también lo creo, aunque no es porque sea tonto ni nada… estoy bastante seguro de que es un súper genio o algo así… uhm… creo que aquí estará bien…
Finalmente había llegado al lugar que mi hermano tanto me había contado: la parte de atrás del aula de ciencias, un lugar rodeado de arboles entrecruzados con varios lugares perfectos para sentarse o recostarse y donde es casi imposible ser visto si se anda con cuidado.
Tomé a April por la cintura y la recargué en un viejo y grueso roble inclinado, pude sentir con satisfacción como su piel se estremecía ante mi iniciativa, recorrí con mis pulgares sus mejillas con suavidad y delineé su labio superior con mi dedo índice, era una sensación húmeda y suave. Ella cerró sus ojos con aprobación.
Empezaba mi reinado.

4 comentarios:

Krellan dijo...

el personaje de Junior me esta agradando bastante más que en la historia anterior... debe ser por lo poco que resaltaba, pero bueno.. vas por buen camino y me pregunto como es que Ellie cambia así a Zack siendo severo conquistador.
Seguire leyendo y a la espera de próximas entregas

Mexico siglo XX dijo...

una historia sin duda fresca y atrapante. Me ha gustado mucho, creo que no voy a dejar de leer, espero nuevas entregas, pues es mejor que una película, adelante, soy tu fan

voz dormida dijo...

Gracias por leer, verdaderamente aceptaré cualquier consejo que gusten darme, hay que recordar que estas historias de la juventud de zack y ellie serán usadas como cortos flashbacks al inicio de cada capitulo en el nuevo amo a mi esposa, nuevamente gracias.


krellan, gracias por leerme todo este tiempo, es un honor tener a alguien tan constante, gracias en serio!

ZeroCG dijo...

Hola!!
Que bien que siga la historia en el lado de Zack (que malo es para memorizar los nombres, pero bueno, fue compensado con el don del ligue XD).
Estuvo muy entretenido el capítulo, aun más de volver a presenciar las habilidades psíquicas de Junior.

Saludos!!

Publicar un comentario

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.