Lo Último

Diario Suicida (Jueves 09 de diciembre del 2010)


Jueves 09 de diciembre del 2010.
Finalmente me he instalado en la casa de mis tíos, ahora podemos considerarnos oficialmente habitantes de la ciudad de Nueva York, es una casa bastante grande: 3 pisos, en un buen vecindario, tanto Sally como yo tendremos nuestra propia habitación; No puedo quejarme en realidad. Considerando nuestra situación, debería considerarme alegre de que nos aceptaran en sus brazos abiertos, aun cuando nunca en su vida nos habían conocido.
Mi nombre es Ryan, Ryan Stewart. Tengo 17 años y actualmente voy a reiniciar mi último año de preparatoria. Tengo una hermana pequeña, llamada Sally; Ella tiene 10 años y durante los mismos ella fue mi mayor felicidad, aunque actualmente ella se encuentra indispuesta por todo el asunto de nuevo hogar.
Mis tíos, los “Otros Stewart” son una familia bondadosa, Mi tío Bernard, no ha dejado de ayudarme ni de intentar pasar el tiempo conmigo desde que llegamos aquí, intentando desviar mi mente, aprecio eso de el. La tía Elizabeth, es una mujer bastante joven y de modales muy refinados, creo que no está muy feliz de tenernos aquí, pero nunca me hizo ni una mala cara. El primo Robert es un niño rechoncho de 15 años bastante travieso y divertido, y por último: mi prima Ginnie, ella no habla mucho, es de mi edad y asistiré a la misma escuela que ella.
Aquí en Nueva York, está bastante nevado, actualmente me encuentro mirando desde la ventana de mi habitación, en el segundo piso: Da a la calle, es bastante pintoresco el ver a las personas pasar con sus abrigos en una ciudad húmeda por la nieve derretida, en Los Ángeles rara vez nevaba, pero aun así, extraño mi hogar… Y no por el lugar, sí no por mi familia.
 Hace un mes, mi padre descubrió que mi madre sostenía una aventura con su mejor amigo, se puso furioso, tanto que lo primero que hizo fue bajar a la cocina, tomar un cuchillo y asesinarlos de una forma brutal, después fue a la cocina y tras beber gran cantidad de alcohol se suicido ahorcándose.
Mi hermana Sally llegó de la escuela unas horas después, encontrándose con su padre colgando en la cocina y a su madre y a su “tío” semidesnudos y cubiertos en sangre. En ese momento, Sally se fue a su cuarto y jugó en silencio, peinando a sus muñecas; Desde ese día no hace más que peinarlas, ya no habla y ya no sonríe como antes.
Yo llegué de la escuela una hora después que mi hermana, apenas vi a mi padre en la cocina corrí por Sally y la saqué del apartamento, llamé a la policía e indiqué lo que había ocurrido. Seguido de esto, investigaciones, terapias, peleas familiares por sobre quien debía de cuidarnos y finalmente: La salvadora llamada del hermano de mi padre: Bernard Stewart.
Ante todo este mes lleno de locuras, yo me limité a guardar silencio y a esperar con tranquilidad el veredicto de los jueces; Muchos se preocuparon por mí, pensando que estaría igual de afectado que mi hermana, ¿Cómo iba a afectarme?  Tenía que mostrarme fuerte para sacar adelante a Sally.
Esa es la historia del porque estoy en esta habitación, escribiendo mis “Penas”. ¿Por qué he decidido escribir un diario? Pues bien, faltan 16 días para navidad, mi cumpleaños; Ese día… Planeo quitarme la vida.
¿El por qué?
No es que me sienta solo o que esté tan triste que no pueda con las penas, simplemente me he cansado ya de todo y he decidido ponerle fin, además… No es como si alguien fuera a extrañarme.
Buenas noches diario.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

QUE EXTRAÑA sensacion me causo esto...muy interesante aniki

Myrna dijo...

es un tema muy fuerte, pero creo que merece la pena la experiencia, presiento que va a ser extraordinario, y sé que te tienes que tomar tu tiempo, pero ...no tardes, no te creas, espero leer en lo que has trabajado un buen tiempo....gracias por mantenerme en mi mayor afición: la lectura interesante....GRACIAS

Publicar un comentario

Bienvenido al mejor blog del universo!

Puedes seguirme en las redes sociales o suscribirte al feed.

¡Suscríbete a mí blog!

Recibe en tu correo las actualizaciones de mis relatos y cuentos. Sólo ingresa tu correo para suscribirte.